AMBARINO®

AMBARINO® Categoría superior – Material de altas prestaciones –

La ya conocida competitividad entre la cerámica y los “polímeros de altas prestaciones” en las aplicaciones clínicas se ha introducido actualmente en el mundo de la tecnología del fresado dental, en el cual los materiales metálicos y cerámicos habían predominado.

Recientemente, el término “polímero altas prestaciones ” ha sido utilizado con frecuencia en los nuevos materiales de fresado relacionados con sistemas CAD/CAM.

Algunos productos, como los rellenos de nano cerámica, se están redefiniendo dentro de una nueva clase de material con este término. Sin embargo, desde el punto de vista de la tecnología de los materiales, estos productos son, científica, concreta y claramente, resinas compuestas (composite) y seguirán siéndolo a pesar de que en su composición encontremos cerámica, nano cerámica o vidrio combinado con diferentes componentes de resina o plástico. Por definición, el composite siempre se trata de una mezcla de resina y elementos de cohesión y refuerzo, por ejemplo, rellenos inorgánicos.

Los profesionales que buscan productos con mejor calidad tanto física como estética, cada vez prestan más atención a estos bloques de fresado fabricados con nuevos materiales. El objetivo es mejorar el éxito clínico y la duración de las reconstrucciones así como tener en cuenta la estabilidad de los implantes insertados y de las piezas dentales tratadas endodónticamente al amortiguar la presión de la masticación.

No es relevante el tipo de neologismo que los fabricantes utilicen para los nuevos productos, la prioridad es conseguir unos datos físicos del producto cuantificables y comparables, en los que sea visible la existencia de una relación clínica. Los altos valores que aparecen en los gráficos todavía no son prueba suficiente de la efectividad clínica de este material introducido recientemente.

Si retrocedemos al año 2008, al que siguieron años de trabajos de investigación revolucionarios, fue la empresa Creamed, situada en la ciudad alemana de Marburgan der Lahn, la que desarrolló AMBARINO® Categoría superior, el primer polímero de gran eficacia del mundo relacionado con sistemas CAD/CAM, y se presentó en el mercado como “nanocomposite”. Desde entonces, las innumerables restauraciones realizadas con técnicas de fresado, como coronas, puentes y otras sustituciones de la superficie oclusal, han demostrado la efectividad clínica de los productos de composite.

Desde su uso para la fabricación de carillas dentales para el tratamiento del bruxismo así como para la fabricación de coronas y puentes para las piezas dentales e implantes tratados endodónticamente han quedado demostradas las excelentes cualidades clínicas de este material. Se basan esencialmente en la combinación perfectamente equilibrada de los materiales de las materias primas, un endurecimiento especial y un templado único de los bloques de fresado como parte de un proceso de fabricación complejo y desarrollado en distintas fases. Estas condiciones generan cualidades elásticas que se reflejan en su alta resistencia a la flexión (170 MPa) y a la compresión (450 – 480 MPa).

Estas características unidas al nivel apropiado de módulos elásticos, por lo tanto, poca fragilidad, otorgan a este material unas cualidades elásticas de larga duración.

Gracias a su composición, AMBARINO® Categoría superior puede reparase y modificarse fácilmente y en cualquier momento utilizando los materiales de recubrimiento de resina tradicionales y las técnicas de reparación correspondientes. Esto se aplica particularmente a las restauraciones de implantes fijos en los cuales, por el contrario, el uso de productos cerámicos está limitado y requiere de más trabajo y tiempo.

Durante el desarrollo de AMBARINO® Categoría superior, se hizo especial hincapié en el uso de materias primas comprobadas que garantizasen un alto nivel asegurado de biocompatibilidad. Esto se plasma en la ausencia absoluta y garantizada de “Bisfenol A” en la fabricación, lo que es de gran importancia para los alérgicos y otros pacientes sensibles a estos productos.

En este aspecto es donde AMBARINO® Categoría superior alcanza toda su credibilidad como biomaterial ya que el usuario, y especialmente el paciente, nunca puede estar seguro de si al utilizar nuevos materiales realizados con materias primas desconocidas y que apenas han sido investigadas pueden producirse reacciones alérgicas en cualquier momento.

AMBARINO® Categoría superior se ha ido haciendo un hueco en la tecnología CAD/CAM durante más de cinco años y se ha convertido en una opción segura en el campo de la odontología.